sede web copia

ue ae

Bando Covid 19

Bando en pdf

Ayuda escolar entrega de libros 2020/2021

Bases

Anexo I Solicitud

Anexo II Declaración

Iniciativa AIRE

Guia Iniciativa AIRE

Solicitud de pista 2020/2021

Descargar solicitud en pdf

Uso Obligatorio de mascarilla

BOJA en PDF

Concurso TIK TOK

image0.png

Bases del concurso

 

Subsanación de solicitudes para el plan de empleo 2019

Descargar

Concurso de patios, terrazas y balcones

PHOTO-2020-05-27-15-33-59.jpg

 Bases del concurso

II Certamen literario

Cartel_Certamen_de_relato_breve_y_microrrelato.jpg

Bases II Certamen literario

Gestagua Covid 19

bannergestagua1.jpg

Nuevo Plazo de Información pública Investigación Titularidad Camino El Cantosal

Publicación en BOP

 

III Geo Reto La Carolina

2020-03-15_III_Geo_reto_BTT_web.jpg

Bases III GEo Reto em pdf

 

Bolsa de auxiliares administrativos interinos

Bases bolsa aux. admin. interinos

I Certamen literario de relato breve y microrrelato "Isabel Jiménez Pérez"

Descargar bases en pdf

Como solicitar certificado digital (Empresas)

Descargar manual en PDF

Escuela Municipal de Deportes

Descarga inscripción

Andalucía Típica

InsigniaBRONCE2018

Punto de Información Catrastal

pic

El Ayuntamiento de La Carolina

cuenta con un punto de

información catrastal

Documento del Fuero

Fuero divulgativo La Carolina Página 01

Descargar Fuero

Portal de Transparencia

01 transparencia-municipal-370x278

Para recibir información municipal en su e-mail suscribase

lacarolinaaquiyahora.es

NUEVAS AYUDAS

 

CEMCI

logo-cemci

información

subvencion1

información1

subvencion2

Discurso de toma de posesión de Yolanda Reche Luz como Alcaldesa
Martes, 16 de Junio de 2015 11:21
P6133355
 
Regidores, autoridades, carolinenses. Buenos días a todas y a todos.
 
Permítanme que abuse de su paciencia nada más comenzar estas breves palabras. Intentaré resumir los muchos agradecimientos que he ido acumulando para llegar al honor y responsabilidad representados por este bastón. 
 
Lógicamente, el primer agradecimiento tiene que estar dirigido a las vecinas y vecinos de La Carolina. A los que me han votado y a los que no. Pondré todo mi empeño en gobernar para todos. A los primeros, espero corresponder al torrente de confianza que me han otorgado. Para los segundos, espero convencerles en los próximos cuatro años. Y a todos, espero no defraudarles.
Soy muy consciente de que yo no estaría aquí sin el apoyo y el favor de mis compañeros y compañeras de partido. Gracias por considerar que puedo asumir esta responsabilidad. 
 
Lo que yo pueda tener de honestidad, honradez y humildad se lo debo a la educación de mi madre. La pasión por la política y el servicio a los demás, a la de mi padre. Y esta dedicación de mi padre y mía la han sufrido especialmente mis hermanos, soportando señalamientos y discriminaciones en este pueblo. A todos vosotros, espero ser digna de lo que habéis hecho por mí. 
 
Desde pequeños habéis asumido que mamá no puede estar siempre que se la necesita. Espero hijos ser capaz de ofreceros calidad, ya que no os puedo entregar cantidad. 
 
Y Jero, tú también has soportado ausencias, pero lo has entendido. Me has animado a continuar la lucha y has sabido ser mi amigo y mi compañero. Gracias, gracias también a todos vosotros. 
 
Con este acto de toma de posesión se cierra el ciclo iniciado desde la convocatoria electoral que es la esencia misma de nuestro sistema de representación política. Todos y cada uno de los miembros de esta corporación actuamos desde hoy con el mandato de velar por el interés común de los ciudadanos. Eso es lo que para mí significa esa representación: estimar como presentes, a los ciudadanos y sus preocupaciones; sus anhelos y sus justas aspiraciones a un futuro mejor. 
 
Y les pido que conmigo, hoy y toda la legislatura, imaginen que en este salón de plenos entran carolinenses desde la calle. Les pido que se esfuercen por verlos, por mirarlos. Será un ama de casa que regresa de la tienda, un estudiante preocupado por el próximo examen, una pareja que está en paro, una persona mayor,… En esta tarea de representarlos, cada uno desde el lugar en el que nos coloca la aritmética electoral, no los pierdan de vista. Y no dejemos de preguntarnos ¿qué piensan de nosotros? ¿Atendemos sus necesidades? ¿Hacemos lo mejor por su futuro, que es el nuestro, el de nuestros hijos, el de toda La Carolina?
 
Podríamos hablar de progreso, unidad, desarrollo, futuro, esperanza,… Pero creo que es preferible esa sencilla visión de la gente. Porque el progreso, la unidad, el desarrollo y el futuro son para ellos. Y son ellos. Son objetivos que tienen carne y hueso; tienen ropas, nombre, cara, gestos. Comprométanse conmigo a tenerlos siempre presentes durante nuestros debates, aquí, en este mismo salón que tantas discusiones ha albergado, tantas disputas, recriminaciones y dogmas gastados. Y es hora ya de que el propósito común esté aquí por encima del conflicto y de la discordia.
 
Este es el pacto que les propongo en esta investidura. Un pacto por las vecinas y vecinos de La Carolina. Por gente de carne y hueso. No por potenciales votantes, sino por personas dotadas de dignidad. Esas mujeres y esos hombres; esos jóvenes y esas personas mayores, son nuestro apoyo y nuestra fuente de legitimación, pero son también nuestros jueces. Y el pacto que les propongo es que todos nosotros no dejemos de verlos como nuestra permanente ocupación en esta legislatura. 
 
Sin culpar a nadie. Sin reproches ni estériles recriminaciones: nuestro pueblo vive un momento de auténtica emergencia. 
No les cansaré con estadísticas. No hay datos, cifras ni porcentajes en los que ni de lejos pueda caber la angustia de esa familia en la que todos están en paro desde hace tiempo; la desesperanza de los jóvenes para los que hacer la maleta es la única alternativa; la desolación de un jubilado, una vida de lucha y estirando su pensión para llevar un plato a la mesa de sus nietos cada día; la preocupación del comerciante que siente próximo el cierre de su negocio. 
 
Todos sabemos que esa es la realidad en muchos hogares de La Carolina. Y aunque sean problemas enormes que seguro que exceden nuestras competencias, estamos obligados a buscar soluciones. Estamos obligados a idear estrategias, a buscar complicidades. Este pueblo no está, ni puede estar condenado a un negro futuro. Escojamos la esperanza por encima del desánimo. No lo solucionaremos todo, no llegaremos a todo, no lo resolveremos todo, pero que ese sea nuestro horizonte. Si asumimos que éste es el momento de creer, éste habrá sido el momento de ganar. 
 
No pretendo que acaben nuestras diferencias, nuestros puntos de vista distintos, cuando no totalmente enfrentados, sobre lo que ha de hacerse y cómo ha de hacerse, pero ampliemos la mirada. 
 
Nadie nos pide que estemos de acuerdo, no. Lo que sí nos piden, lo que nos exigen, es que marchemos por el mismo camino o por lo menos en la misma dirección. La dirección que conduce a un futuro mejor para La Carolina.
 
Muchas gracias.